Consejos para la venta de un negocioMuchos emprendedores y empresarios, en algún momento de la vida, se encuentran con la necesidad de vender su negocio. Los motivos pueden ser variados: que el negocio haya crecido mucho y se esté listo para afrontar nuevos retos, que haya llegado el momento de retirarse de la vida laboral o que se necesite dinero para solventar determinadas necesidades puntuales. Lo importante en estos casos no es el motivo que impulse a vender el negocio, sino que la venta sea satisfactoria y se obtenga la mayor cantidad de dinero posible. Aquí van algunos consejos que debes tener en cuenta para vender tu negocio.

 

¿Cuánto vale tu empresa?

Merece la pena que una fuente externa y objetiva se encargue de valorar cuánto vale tu negocio. Al calcular el precio, tú puedes estar añadiéndole, sin darte cuenta, el valor personal o emocional que tiene para ti, que lo creaste desde cero. Pero el valor personal o emocional no tiene nada que ver con el valor de mercado ni es algo que le interese al comprador. Una valoración externa tendrá en cuenta el valor de mercado de tu negocio, su situación financiera y las fortalezas y debilidades que presenta.

 

¿Tienes documentación que avale tus datos?

Los compradores por lo general quieren poder revisar, al menos, tres años de información financiera. Eso significa que deberás tener a mano los estados de cuentas de tu empresa para poder mostrárselos al comprador. También es importante que estés al día en el aspecto legal y que la documentación de tu empresa –escrituras, poderes, etc.- se encuentre disponible.

 

¿Cómo está funcionando tu negocio?

Antes de poner a la venta tu negocio, asegúrate de que funciona a pleno rendimiento y de que tus estrategias de negocio están siendo eficaces. Si vendes un negocio estancado o que no funciona, conseguirás menos dinero que si vendes una empresa con buenos resultados. Cuanto mejor vaya tu empresa, más compradores potenciales tendrás.

 

¿Estás promocionando la venta?

Por obvio que parezca, debes anunciar en todos los medios posibles que tu negocio está a la venta para llegar, así, al máximo número de potenciales compradores. Coméntalo a tus amigos y conocidos y anuncia la venta en todos los medios de comunicación que estén a tu alcance.

 

¿Sabes negociar?

La paciencia y la confianza en uno mismo son los principales factores de éxito para una negociación ventajosa para ambas partes. El comprador siempre va a tratar de obtener el máximo beneficio de la operación. Debes mantener la calma y ser sagaz para lograr un acuerdo que sea bueno para los dos. Normalmente, las negociaciones llevan su tiempo, así que ten paciencia.

 

¿Tienes claro por qué vendes y cuáles son tus objetivos?

Los compradores experimentados suelen preguntar por los motivos que te impulsan a la venta para proponer rebajas en el precio final. Ten muy claro por qué vendes y qué objetivo persigues. Esto te ayudará a negociar con una mentalidad positiva, ya que en algunos momentos puede resultar difícil desprenderse de un negocio aun sabiendo que es la mejor decisión.

La venta de un negocio requiere de tiempo, de planificación y de mucho orden. Emprende la venta con la misma actitud positiva con la que iniciaste tu negocio. Así, el éxito en la venta estará garantizado.