El arroz es uno de los cereales más apreciados por sus valores nutritivos. Se trata de un alimento muy sano que ofrece un gran abanico de posibilidades en la cocina.

Como ya sabrás hay diferentes tipos de arroz, e incluso dentro de algunos tipos de arroz hay varios tamaños de grano. No todos los tipos de arroz valen para usar en todas las técnicas de preparación. Así por ejemplo el arroz bomba se usa en preparaciones caldosas mientras que el basmati sería para preparaciones más sueltas.

Trucos de cocina para el arrozNo todos los tipos de arroz contienen la misma proporción de almidón. Esto es importante saberlo porque en función del almidón que contenga el grano, éste será más o menos pastoso. Así que si buscamos una preparación suelta, un buen truco es lavar el arroz varias veces en un bol. Échale agua y luego vuélcalo en un colador, así el agua se llevará el almidón. Repite el proceso 5 o 6 veces hasta que veas que el agua pierde el color blanquecino y procede a cocerlo con los ingredientes que desees para darle aroma y sabor.

Ten en cuenta que cada tipo de arroz tiene un tiempo de cocción distinto. Así, un basmati tarda menos en estar listo que el arroz bomba, pero por norma general es a partir de los 15 o 20 minutos de cocción cuando debes probarlo. Si está blando por fuera y algo más resistente en el interior será el momento idóneo para sacarlo del fuego y dejarlo tapado reposando unos 5 minutos.

Otra regla de oro para que le cojas bien el punto al arroz es usar agua o caldos calientes. Nunca eches en el arroz caldo frío porque esto lo que hace es detener la cocción. De hecho, como medida de urgencia si alguna vez estás haciendo arroz y tienes que atender un imprevisto, puedes sumergir la olla en agua con hielo para detener la cocción y retomarla más tarde. Pero si lo que buscas es el arroz perfecto lo ideal es usar siempre agua o caldos calientes.

Si lo que necesitas es recalentar arroz lo más recomendable es echarle agua muy caliente, dejándolo reposar un minuto. Después vacía el agua y tendrás un arroz caliente y rehidratado, que quedará mucho mejor que si usas microondas o sartén. De todas formas esta solución sólo es posible cuando el arroz no contiene acompañamiento. Evidentemente no puedes recalentar así una paella.

Para evitar que el arroz se pegue lo ideal es no removerlo mientras se cuece, o bien agregar un pequeño chorro de aceite y unas gotas de limón. De este modo el arroz no se nos quedará pegado.