A la hora de maquillarse, por momentos resulta complicado lograr un look ideal para cada ocasión, pero a continuación explicaremos, paso a paso, cómo conseguir los famosos “ojos ahumados” o smokey eyes.

Maquillar ojos ahumados

Para esto, necesitaremos lo siguiente:

  • -Base de maquillaje para tu tipo de piel.
    (Te aconsejamos la marca Clinique, 30€ aprox.)
  • -Iluminador.
    (Te aconsejamos la marca High Beam Benefit, 25€ aprox.)
  • -Delineador.
    (Te aconsejamos la marca Mac, 9€ aprox.)
  • -Sombra negra y sombra gris o chocolate.
    (Te aconsejamos la marca Kiko, 4€ aprox.)
  • -Lápiz de ojos.
    (Te aconsejamos la marca Yves Rocher, 5€ aprox.)
  • -Máscaras de pestañas.
    (Te aconsejamos la marca L´Oréal, 15€ aprox.)

Lo primero que debes hacer es aplicar una capa fina y bien extendida de base de maquillaje, preferiblemente mate para que quede más natural. A continuación, aporta luminosidad a tu mirada aplicando un iluminador en el contorno de los ojos para conseguir un matiz entre luces y sombras. Traza una línea gruesa sobre las pestañas con el delineador y difumínala para que no quede demasiado cargada. Sobre esta línea, extiende la sombra de ojos en todo el párpado.

Para lograr un efecto de degradación, aplicar menos cantidad de sombra en la parte superior del párpado móvil. Con un lápiz de ojos bien afilado, traza una fina línea en la parte inferior del ojo y difumínala después. Te aconsejamos que no te pintes la raya interior del ojo, o que lo hagas con un lápiz blanco para aportar un poco más de luminosidad a la mirada. Con la ayuda de un pincel, aplica bajo las cejas una fina capa de sombra gris o chocolate (al gusto) y extiéndela. Por último, aplica la máscara de pestañas.

Si lo deseas, puedes aplicar un poco de color a tus cejas utilizando una sombra del mismo color que tu pelo. Como ves, es un proceso sencillo con el que podrás conseguir un look que nunca pasa de moda y se combina con facilidad.