Los smartphones están cada vez más presentes en nuestras vidas. Pero al margen de su valor como dispositivo en sí hay que tener en cuenta que cada vez almacenamos en ellos información más importante. Por lo tanto la pérdida o el robo de nuestro móvil puede suponer un serio problema. Si alguna vez tú o algún conocido tuyo se encontrara en esa situación (esperemos que no) estos serían los consejos a seguir:

1º Ten los datos de tu teléfono a mano: Desde el primer momento debes tener anotado en algún lugar seguro los datos que te ayudan a identificar tu dispositivo. El código IMEI presente en la caja será imprescindible para solicitar a tu operador que bloquee el teléfono, inutilizándolo para que cualquier amigo de lo ajeno vea así su gozo en un pozo. También puedes averiguar el IMEI de tu móvil marcando *#06#

Consejos móvil robado2º Desbloqueo del terminal: En los smartphones actuales puedes configurar un patrón de desbloqueo o un código. También existe el desbloqueo facial, si bien es un asunto más engorroso porque dependes directamente de las condiciones de luz. Es importante que uses alguna de estas opciones si quieres mantener tu información a salvo. Fotos, contraseñas, historiales, contactos… No es algo como para tomárselo a la ligera. Si nunca has usado patrón o código pronto te acostumbrarás. En poco tiempo desbloquearás tu móvil inconscientemente y tus datos estarán mucho más seguros.

3º Copias de seguridad: Haz cada cierto tiempo un backup de tus datos (principalmente contactos, fotos, música…). Muchas de las personas que no le dan importancia a este punto acaban lamentándolo. Y puestos a perder datos, es mejor perder 14 fotos de 100 que todas de golpe por no haber hecho un simple respaldo. Existen multitud de apps que te facilitarán estos procedimientos.

4º Seguros de móvil: Seguro que alguna vez te han ofrecido un seguro para tu móvil en el momento de la compra. No te engañes. Son caros y normalmente ponen pegas por todo. Pero si tu bolsillo se lo puede permitir, es una opción que te puede sacar de un apuro.

5º Al acecho: Cuando estés en espacios públicos, sobre todo en zonas turísticas, ten cuidado. Hay mucho caco suelto a la espera de que algún incauto saque a relucir su flamante teléfono para arrebatárselo como por arte de magia. Si estás en la playa o en una terraza tomando algo guárdalo en el bolsillo o algún lugar seguro. Nada de dejarlo encima de una mesa, un banco, etc…

6º Primer paso ante el robo: Lo primero es contactar con tu operador y explicarle lo sucedido. Posteriormente debes acudir a una comisaría de policía para poner una denuncia. Si tienes contratado un seguro para tu móvil este paso será obligatorio. Y ojo, ni se te ocurra hacer fraude con esto. La policía no es tonta.

7º Apps de seguridad: Existen apps que te ayudan a bloquear tu móvil a distancia, grabar llamadas, fotografiar a quién lo use, hacer que aparezcan mensajes en pantalla en incluso localizar el terminal via gps. Algunas son de pago, y aunque hay varias opciones la que yo uso es Cerberus para Android. Altamente recomendable.